Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2012

D. MARTIN DE CÓRDOBA VUELVE A RONCESVALLES

Este ángel es divino. Porta la lanza y el flagelo, dos elementos más de las llamadas "arma Christi". Se conserva bastante bien, excepto la laguna junto a la cabeza.

Hoy ha aparecido por aquí D. Martin de Córdoba, visitador. Sombra lectora, ¿hemos hablado alguna vez del ilustre y denostado visitador, D. Martin de Córdoba, autor del cambio más radical y doloroso que hayan sufrido nunca los miembros de la Orden de Roncesvalles?. Si no lo hemos hecho es tema pendiente y bien interesante. Su durisima "sentencia de reformación", casi hace llorar. 5 años duró su visita (hay que reconocer que al pronto no debieron hacerle mucho caso, según se desprende de la documentación y el tiempo que necesito para meter en cintura a la gente), entre 1585 y 1590. Volveremos sobre el asunto, claro. 

El nuevo visitador, mejor dicho, el visitante D. Martin ha venido con unos amigos y han aceptado posar para la foto en la puerta de la Colegiata.



ÁNGELES Y VISITANTES

Este ángel de la tercera fila corresponde a un grupo de cuatro que, dos a dos, rodean la figura central de Cristo Juez que está en el medio del tablero. Cada uno de los ángeles porta alguno de los instrumentos de la Pasión que llaman "Arma Christi". En este caso lleva los clavos de la crucifixión, parece que son tres; Los sujeta entre sus manos, abrazándolos. Tiene carencia de esmalte en la parte inferior de una de las alas, y el fondo sobre la cabeza. Las alas desplegadas parecen hechas de escamas más que de plumas.

 Estos últimos días hemos tenido visitantes especiales, como este grupo de la Asociación Politeia de Madrid que nos visitó el pasado viernes día 5. 
En el año 1993, vino otro grupo de esta asociación con el ilustre especialista en orfebrería, sr. Cruz  Valdovinos. Aquel año la Asociación otorgó el premio anual de museo preferido de España a nuestro pequeño museo-tesoro, no nos olvidamos de aquel momento. Algunas de las participantes en este viaje también estuvier…