Ir al contenido principal

LA SALA DE MAQUINAS DE 5 AUDACES

POEMA DE LA PRECIOSA 11 (Continuación)


La tierra es estéril, y por tal destino,
Carecen las gentes de pan y de vino,
De sidra y aceite, de lana y de lino.
Pero al Hospital lo rige el Espíritu divino.

Con semejantes ambientes también es comprensible que las buenas gentes montañesas vivieran de lo que "pasaba por los puertos". De ello se queja Aymeric Picaud en la guía del "Codex Calixtinus", cuando dice:
"En este territorio, en las proximidades de Port de Cize, S. Juan de Pied de Port, etc...los recaudadores del portazgo...armados con dos o tres garrotes, salen al paso de los peregrinos arrancandoles por la fuerza injustos tributos....Como legalmente sólo pueden cobrar a los mercaderes, lo que cobran a peregrinos y viajeros es ilegal."
Hay que decir que el autor habla de los habitantes del otro lado del puerto, con el mismo barbaro aspecto y lengua que los de aquí.

Un apunte de actualidad: ayer asistimos a la inauguración de "LA SALA DE MÁQUINAS", feliz idea que cinco audaces, no se les puede dar otro calificativo en los tiempos que corren, han puesto en marcha. En la Sala coexisten diseño gráfico, industrial, fotografía, diseño de exposiciones y algo más. La cosa es que una de esas cinco personas es Oskia, guía durante varios años en  Roncesvalles. Desde aquí, ánimo y mucha suerte.
Oskia a la derecha de la foto, junto a Elena, que también fue guía.

Comentarios