Ir al contenido principal

DEL SILO DE CARLOMAGNO

POEMA DE LA PRECIOSA 33 (Continuación)

En medio del templo hay un oratorio,
Y por los que sufren en el Purgatorio,
Celebran el santo y expiatorio
Misterio, tan grato como meritorio.


Vengan otras fotos de las obras de restauración del silo. Agradezco a la persona que las tomó en su momento, cuyo nombre ignoro. Las fotos son de la primavera de 1978.

Aún se aprecia que el recinto superior tenía muros de cierre que lo separaban del claustrillo. 

El silo ya había tenido otras intervenciones el el mismo siglo XX pero la de 1978 fue la más radical y de mayor envergadura, actuando sobre la totalidad.

En la restauración hubo de meterse una motobomba para extraer el agua. Se aprecian las piedras nuevas en el centro de la bóveda.

 Lo que no se tocó fue la cripta inferior que nos ha llegado casi tal cual, exceptuando las piedras en torno al hueco central de la bóveda que pudieron reponerse en 1928.

Agujero de en la bóveda de la cripta de 90x60 cms.

Una larga tradición asocia ese espacio subterraneo, más grande en profundidad que la altura de la parte en superficie, con el enterramiento realizado por Carlomagno para enterramiento de sus soldados fallecidos en la batalla de Roncesvalles. Tedremos que volver sobre el silo, pues plantea bastantes cuestiones de interés, no sólo su datación, también los restos contenidos, tanto en relación a la tradición como a la excavación realizada en 1982.

Un ser habitante de la cripta del silo en el año 2008, tan mimetizado, que fue dificil verlo, hasta que lo tuvimos ante las narices. Qué susto!

 Entretanto, valga como anécdota esta foto de una criatura que parece hibrido entre rana y pollo o algo parecido.

Comentarios