Ir al contenido principal

LA ESMERALDA II

POEMA DE LA PRECIOSA 23 (Continuación)

Enfermos atiende con sumo cuidado
Generosamente siempre les ha dado,
En frutos campestres lo más delicado,
Mucho en este escrito quedará olvidado.

Volvamos a la esmeralda. Hasta hace pocos años todos los autores que escribieron sobre Roncesvalles daban por bueno que era una excelente esmeralda oriental. D. Agapito Mtz. Alegria narra en su libro la visita de un comerciante de joyas de Madrid que aseguró su procedencia, por la finura, el jardin interior, etc. y la califica como una de las más valiosas de España. Sin embargo, el canónigo D. Alejo Sorbet Ayanz la menciona al hablar del escudo de Navarra, pero no dice que esté aquí, asunto capital.
Lo que sí menciona Huarte en su manuscrito (escrito en torno a 1600), y olvidé el otro día, es la existencia entre las alhajas de la Virgen de Roncesvalles de: una "piocha" que, en una concha de oro esmaltada, encierra una esmeralda grande, con otras muchas en derredor, unidas con laminillas de oro, que el rey sancho trajo de la tienda del Mirammolin moro.
Desde luego yo he visto una foto antigua de la escultura de la Virgen de Roncesvalles donde porta la esmeralda pendiente de un clavito que aún hoy en día tiene en el pecho. Si encuentro la foto, la publicaré.
D. Francisco de Los Cobos y Molina
Una piocha, palabra muy infrecuente, es una joya que las mujeres, ricas se supone, solían llevar prendida en la cabeza, pero también es una venera. El diccionario nos dirá que una venera, aparte de aludir a la forma de concha, que la tiene, es una insignia de un orden de caballería. Vease este cuadro, pintado por Gossaert, del caballero santiaguista de los Cobos, un noble de altisima alcurnia, cuya identificación como perteneciente a la orden de de Santiago, es una preciosa venera con rubies.
No hay duda de que el trabajo de la concha y las esmeraldas pequeñas, talladas con facetas, es posterior al siglo XVI, pero ese pedrusco central, aún hoy, suscita varios interrogantes que en otra entrega, paciente sombra lectora, trataremos de aclarar.

Comentarios