Ir al contenido principal

EL AJEDREZ DE CARLOMAGNO 1












El relicario del siglo XIV que se denomina "Ajedrez de Carlomagno", es una de las piezas más extraordinarias de la orfebrería y la esmaltería medieval. No hay nada igual. Podemos establecer parecidos (muy lejanos por cierto) con las "Tablas Alfonsies" de la catedral de Sevilla, pero es absolutamente original esa disposición alternante en damero, que ha dado origen a su nombre.
El relicario llamado Ajedrez de Carlomagno


Es de madera de nogal, forrada de plata labrada y la plata cubierta con esmaltes translucidos, que en la parte central se alternan con tecas u hoquedades, cubiertas con cuarzos que contienen pequeños relicarios y paquetitos con reliquias. Las reliquias y relicarios no están a la vista, excepto el "LIGNUM CRUCIS"; quedan tapadas por unos galones dorados de tres diseños distintos que supongo colocados en el siglo XIX, pues en el lavadero de la casa de los canónigos hemos visto esos galones. A más de los galones dorados hay unas cartelitas cosidas de pergamino con letra bastante grande que identifican los contenidos.
Aunque en los inventarios de 1587 se dice que la pieza es "un cuadro de ajedrez que de profano mudo a relicario", podemos verificar rapidamente que es imposible por no ser un cuadrado, sino un rectángulo con un número impar de casillas: tiene 9x7. Precisamente es impar para poder exponer un programa iconográfico de lo más complejo.
De momento lo dejamos aquí pues habrá tema para rato.
El grupo madrileño en la sala capitular.


Hoy ha venido un grupo de Madrid. Unas personas agradecidas y amables, que consiguen que trabajar sea un placer.





Comentarios