Ir al contenido principal

SIEMPRE VOLVEMOS AL AJEDREZ

Vamos a volver a nuestro magnífico ajedrez, sombra lectora. Ésta es una de las placas más bonitas: es uno de los dos ángeles trompeteros que llaman a los muertos de las dos líneas inferiores a despertar. 
Su cuerpo está cabeza abajo, en dirección contraria a todos los demás, y se supone que sale del cielo hacia la tierra; pero ese cielo es muy especial, con ondas que parecen las olas del mar en lugar de  representar las nubes.
El colorido y la forma son tan peculiares....
Su esmalte está casi intacto, solo falta un pequeña parte de las" ondas celestes"



Desde luego el ajedrez fue muy apreciado por este grupo de l'Université Populaire de Jura, en Suiza, que nos visitó el pasado viernes, 21 de septiembre. El grupo, muy sonriente, posó para nuestra cámara en la Sala Capitular. Muchas gracias.

Comentarios