Ir al contenido principal

D. MARTIN DE CÓRDOBA VUELVE A RONCESVALLES

Este ángel es divino. Porta la lanza y el flagelo, dos elementos más de las llamadas "arma Christi". Se conserva bastante bien, excepto la laguna junto a la cabeza.

Hoy ha aparecido por aquí D. Martin de Córdoba, visitador. Sombra lectora, ¿hemos hablado alguna vez del ilustre y denostado visitador, D. Martin de Córdoba, autor del cambio más radical y doloroso que hayan sufrido nunca los miembros de la Orden de Roncesvalles?. Si no lo hemos hecho es tema pendiente y bien interesante. Su durisima "sentencia de reformación", casi hace llorar. 5 años duró su visita (hay que reconocer que al pronto no debieron hacerle mucho caso, según se desprende de la documentación y el tiempo que necesito para meter en cintura a la gente), entre 1585 y 1590. Volveremos sobre el asunto, claro. 

El nuevo visitador, mejor dicho, el visitante D. Martin ha venido con unos amigos y han aceptado posar para la foto en la puerta de la Colegiata.


El otro D. Martin De Córdoba, muy risueño, está delante del parteluz de la puerta. Gracias amigos.

Comentarios