Ir al contenido principal

MÁS SOBRE EL VISITADOR MARTIN DE CÓRDOBA


 El segundo ángel trompetero que llama a los muertos a depertar es una de las pocas placas que está intacta. Como el otro, cae del cielo, desde unas bandas sinuosas que quieren representar las nubes. La postura de las manos que sostienen el gran cuerno es muy delicada, como su carita enmarcada con la melena de puntas vueltas.







Pero vamos a pasar a otro asunto que el otro día surgió por azar: D. Martin  de Córdoba y la severa reforma  que aplicó en las personas y bienes de la orden de Roncesvalles. La sentencia de reformación de D. Martin de Cordóba se publicó en 1590 pero él llegó por vez primera a Roncesvalles en 1585.
Aquí está la introducción de su sentencia reformadora publicada de nuevo en 1880



























El subprior Juan de Huarte tiene un texto manuscrito que titula "CONTRA VISITAS Y SUS FAUTORES" donde da cuenta de las razones contrarias a la aplicación de la sentencia

No me atrevo a realizar muchas conjeturas sobre los medios que empleó D. Martin para conseguir que las personas residentes en Roncesvalles en aquél tiempo se avinieran a cumplir de forma definitiva sus normas pero los  mismos canónigos comenzaron a emplear en las actas de cabildo aquella expresión tan famosa y utilizada por el Gobierno de Navarra años ha, en sus relaciones con Madrid: "se acata pero no se cumple" . 
¡Ayyy, que dificil les resultó admitir ese nuevo modo de vida, con voto de pobreza y vida común!.
Los canónigos escribieron al rey, al virrey, que era Martin de Córdoba y Velasco; el licenciado Garralda fue a Roma...pero todo fue en vano. Al final se echaron para atrás y revocaron los poderes que dieron al canónigo Garralda para elevar sus quejas donde hicieran efecto.

Huarte se queja amargamente de que los miembros profesos de las ordenes castellanas, similares a la de Roncesvalles,  son confesores de los reyes y a ellos les están tratando como a delincuentes......      
Obviamente seguiremos con esto en sucesivas entradas pues el asunto tiene mucha miga y dará bastante de sí.

El pasado miércoles nos visitó el último grupo del Hotel Les Acanthes, así que les pedimos una foto y aquí están. Los padres autorizaron que los dos menores salieran también en la foto.
Hasta otra Myriam. No pierdas el humor que el tiempo hará su efecto.



Comentarios