Ir al contenido principal

TANTA NIEVE YA ES DEMASIADO

Este histórica nevada comenzó el día 12 de enero y con algunos lapsos  y treguas, ha durado algo más de 2 meses. 
D. Agapito narra su gran nevada como comenzada el 7 de diciembre de 1944 y terminada el 25 de enero, también con un gran lapso sin nieve en diciembre. El dice que en 25 años nunca se vió nevada igual, eso quiere decir que la que hemos vivido es realmente extraordinaria y que ocurre cada 100 años o más. Y no me atrevo a asegurar que todo haya acabado ni puedo saber como veremos el claustro cuando desaparezca la nieve.

El pasado día 12 de marzo, un mes después de fotografiar cada arco del claustro con la entrada "EL ESTADO DE LA CUESTIÓN", hice la misma operación. El nivel de nieve había bajado algo, no mucho,no creas sombra lectora, pero los arcos cegados ya no lo estaban tanto; las ventanas del primer piso quedaban a la vista y toda la nieve del rincón noreste había caido por fin. y entonces, el miércoles 13.... llegó una nueva nevada. La previsión no era muy fuerte, pero cayó más de lo esperado, esta vez con hielo, entre -4º y -6º, y una fortisima ventisca. La nieve era fina y seca, sin peso, y la ventisca la movía con grandes remolinos. 



No se veía nada, no se podía fotografiar, la fina nieve se metía por todos los resquicios de edificios y ropas. Y todo se helaba rapidamente.

En medio de esa vorágine, llegó este valiente grupo de catalanes a visitar Roncesvalles.
Hicimos la foto en la escalera de la Sala Capitular, pero esta vez dejamos un hueco para que se viera la bandera de Navarra y las "CADENAS", trás la gruesa reja.


Dejamos el "AJEDREZ DE CARLOMAGNO" para otro día. Solo nos queda la última fila, que es la primera si empezamos por arriba.

Lo que sí quiero poner es la foto de la renovada nariz de Sancho el Fuerte, ahora que ya está seca.


Y también otra foto del claustro de ahora mismo, una vez que ya ha caido de los tejados casi toda la nieve de esta última tanda. 


Esta parece la misma que hace casi 1 mes. Ya no resulta impactante de pura repetición en el tiempo.

Aunque esto sigue pareciendo increible y abrumador: es lo que se ve cuando sales de la Sala Capitular (en la foto pequeña es como suele verse sin la nieve). Ese muro blanco impone muchisimo.



Comentarios