Ir al contenido principal

La leyenda más hermosa

De todas las variantes de la leyenda, la que más me gustó siempre fue la que paso a narrar a continuación. Estos días he intentado buscar la referencia pero no la encuentro. No sé si está en uno de los manuscritos de Huarte o en el Burges de Elizondo asi que dejo esa busqueda para otro momento y la presento.
Se habla genéricamente del tiempo de las invasiones musulmanas, cuando tuvieron que ponerse a salvo al otro lado del Pirineo dejando a una persona al cuidado y custodia de los objetos de culto y de valor. Una vez pasado el peligro, y bastante tiempo, pudieron volver y la persona que había guardado los objetos había muerto, encontrandose sin saber donde buscar.
Un joven pastor comienza a contar que un sábado por la tarde había encontrado un ciervo con estrellas en las astas que permanecía quieto junto a la fuente que él solía frecuentar, mientras se oía cantar una salve maravillosa. El prodigioso suceso volvió a ocurrir otros sábados, incluso ante más gente y finalmente los canónigos se decidieron a excavar junto a la fuente, encontrando una imagen de la Virgen. Dado que en ese momento no había iglesia en Roncesvalles, depositaron la escultura en un edificio aledaño, pero a aquella escultura no le gustaba ese lugar y cada mañana, la encontraban sobre un tocón de haya en otro sitio. La devolvían al edificio pero erre que erre, la escultura volvía a parecer cada mañana sobre el tocón. Llegaron a la conclusión de que ese lugar era especialmente sagrado y decidieron construir la iglesia colegial allí. La escultura ya no volvió a moverse.
El lugar es la actual ubicación de la iglesia de Sta. María, la colegial.
En otro orden de cosas, el pasado día 13 nos visitó este grupo de Barcelona, alojado en el Hotel Loizu de Burguete. Aquí va su foto en la sala capitular.


Comentarios